El amigo árabe mega forrado del rey emérito

Vuelve a ponerse en la escena principal el rey de España gracias a la estrecha relación que tiene con el exótico monarca árabe

Por estos días ha vuelto a salir de la nada la relación que vincula al Rey Juan Carlos I con una de las figuras árabes más polémicas de siempre, el rey emérito del país asiático. Y es que la fiscalía de Suiza ha decidido cerrar un caso de investigación que salpicaba directamente los intereses del rey español gracias a una consignación por 100 millones de euros en el año 2008. Al parecer se han basado en una ley islámica que ha determinado no haber encontrado falta alguna al realizar dicho avance a las cuentas del monarca ibérico.

Esto garantiza el regreso del jeque al país, después de años de investigaciones que amenazaban con su libertad. Así pues las presuntas comisiones por las obras del Ave a La Meca han quedado atrás y solo queda en este instante el análisis pertinente vínculo que les deja a las dos partes una cercanía que se remonta a la década los 70. Por ahora se ha sabido que Yves Bertossa, fiscal encargado cerró el caso de manera oficial este día lunes 13 de diciembre al no encontrar material culposo, permitiendo la apertura de fronteras para una de las personalidades más forradas del planeta entero.

La relación entre reyes está marcada por pactos de favores, por un fuerte vínculo y porque desde Arabia siempre han decidido apostar por el suministro de petróleo en su momento al territorio español. Fue en ese instante, para comienzos de los 70, que el rey de esa zona pusiera a disposición del rey emérito el suministro del líquido para mover la economía local. Por aquella época corría la crísis energética y de esa manera se pudo subsistir pese a todos los inconvenientes.

Salman bin Abdulaziz
Salman bin Abdulaziz, el polémico aliado del rey Juan Carlos

Un regalo que ha pasado a la historia por parte del rey de Arabia Saudí

Después de haber abierto las fronteras de la exportación, el jeque cobraría una comisión por cada barril exportado, para posteriormente aprobar un préstamo por 100 millones a España sin valor representativo de interés. Y ya en 1979, cerrando década le ha obsequiado un yate multimillonario que representaba los veranos de don Juan Carlos en Mallorca.

Valorado en 2.2 millones de euros, éste fue vendido en el año 2014 a la familia Matutes en ese valor antes descrito. Temas exóticos que como no era de esperarse estaban tomando vuelo en una investigación delicada que por fortuna va a terminar en poco. Así pues se da el retorno de esta figura al país, luego de los favores entregados y una relación estrecha con el rey que no ha parado de suministrar noticias en este instante para el territorio en general.

Coronavirus