Consejos para mantener a flote la economía doméstica en Navidad

Algunos trucos muy funcionales para ayudarnos de la mejor forma posible estas fiestas acerca de nuestra economía doméstica

Las Navidades son unas fiestas en las que hay muchos gastos. Pero también existen métodos y alternativas muy prácticas para hacer que nuestra economía doméstica se cuide en salud, más en un año tan convulso y adverso en un montón de situaciones. Por ello, vemos que ahorrar es posible para estas fiestas.

Es así que de primera observamos que, para no llegar en números rojos a enero, debemos proteger algunos aspectos que a la larga podrás ser bastante interesantes, y sobre todo harán notar los resultados. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con nuestros propios números, debemos calcular de cuánto dinero disponemos. Nuestra economía doméstica lo agradecerá.

Calcular los gastos por separado puede ayudarnos a proteger nuestra economía doméstica

Para que luego podamos repartirlo en diferentes secciones y aspectos de nuestra vida durante estos días. Sólo con eso, y siendo realista, ya notaremos que nuestra economía doméstica influirá positivamente. Estos pueden destinarse a las partidas de alimentación, regalos, lotería, extras (decoración, ropa…) y rebajas posteriores.

En relación a ello, nuestros gastos como parte de la economía doméstica se podrán notar mucho mejor si optamos por el dinero en efectivo. Es decir, si somos conscientes de lo gastamos, podemos procurar en que no se nos vayan en gastos superfluos o no necesarios. Porque en Navidad, gastamos de media un 20% más pagando con tarjeta.

economía doméstica
El ahorro energético es un factor fundamental para la economía doméstica en Navidad

Ahorra en energía y luz

Para estas fiestas recurriremos (más que nunca) a las promociones. Esto es también porque este año estarán acortadas. De esa manera, y al igual que ocurre durante el Black Friday o en las rebajas, la comparación de precios es siempre una buena idea si uno quiere ahorrar a la hora de comprar.

Ya no es necesario ir tienda por tienda, se puede hacer a través de internet. Otro aspecto más que interesante es ahorrar en energía y, sobre todo, en dinero. Por lo que cambiar el funcionamiento de la iluminación reemplazando los focos y luces por la tecnología LED podrá se runa gran alternativa al respecto. También podemos dirigirnos a reemplazar los interruptores tradicional por uno que tenga incorporado un sensor de movimiento, entre otros. Seguro que tu economía doméstica lo nota.

Bankia