Dubái se perfila como el nuevo paraíso fiscal de los ricos exiliados en Rusia

Los Emiratos Árabes Unidos empiezan a tomar valor en este sentido, de acuerdo a una tendencia única lanzada por medio de algunos portavoces que han destapado la olla

Cuando se habla de enormes concentraciones de dinero, una vida de lujo y demás atracciones que da ese mundo, se debe hablar de Dubái. Uno de los Emiratos ha sido protagonista en este momento a raíz de las diversas sanciones y persecuciones a las que han sido sometidos los ciudadanos rusos una vez que su presidente, Vladimir Putin, enviara las tropas militares a invadir Ucrania dejando hasta acá un saldo negativo de muertos y sanciones de orden social y económico a los suyos.

Los ricos, y mega ricos del gigante euroasiático, han tenido que buscar alternativas donde se de libertad, y donde las leyes puedan ser transformadas a su antojo en cuanto a la explicación u origen de sus bienes. Como un refugio, gracias en parte a las conexiones y relaciones establecidas entre partes, se muestra en este momento ese detalle. De hecho, tan solo en las últimas dos semanas han explotado las transferencias de un sitio al otro, incluyendo fondos activos digitales como el Bitcoin que han alertado a las autoridades de países mediadores.

Por lo tanto, han presionado y han obligado a la gestión de apoyo vigilado por el Grupo de Acción Financiera Internacional que es de comando del Grupo G7 de Europa. Se busca bloquear capitales, y ubicar una lista gris de jurisdicciones para descubrir los fondos ilícitos. Al tiempo que señalaba a los EAU en la lista de 10 países con secretos financieros lanzada por la Red de Justicia Fiscal. Hecho esto, hecho el ilícito, ya que han diseñado un sistema orientado por la Oficina Ejecutiva de Lucha contra el Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo.

Dubái, Emiratos Árabes Unidos

Dependencias al uso y maniobras de distracción permiten que los grandes ricos provenientes de Rusia encuentren acomodo en Dubái

Lo anterior está siendo vigilado por los tribunales de delitos financieros, normas sobre la propiedad y asociaciones de intercambio de información. Sin embargo, esto tiene un derivado, y es la ocultación de la identidad, por lo que es muy simple para ellos poder evadir el sistema, al tiempo que cancelaban acuerdos de extradición con Países Bajos y Bélgica, y montaban a Reino Unido como vehículo en materia de financiación ilícita. Aunque están en proceso de resaltar como una nación legítima, permite el flujo de dinero sin orden de procedencia.

Salidas como el uso de pasaportes falsos, les permiten pasar de costado ante la ley de revisión del estado, y siguen movilizando mientras tanto enormes sumas de dinero. De hecho las mueven en maletines, y si es el caso aprovechan las normativas financieras para el ciudadano que les permite retirar en cajeros hasta 13.600 dólares en un solo día.

dow jones