¿Qué hace falta saber para comprar un dron?

Es fundamental conocer algunos consejos prácticos antes de comprar nuestro aparato

El dron que nos queremos comprar vuela muy rápido. Pero lo cierto es que también deberíamos tomárnosolo con más calma si lo que queremos es hacer una buena elección a la hora de comprar un vehículo aérero de este. Por ello, es fundamental conocer algunos consejos prácticos antes de adquirirlos.

Lo principal es conocer que, en todo caso, y aunque lo parezca, las baterías del dron que vamos a comprar no son eternas. Ni una ni otra, lejos de cualquiera de ellos. Sobre todo en lo que respecta al de pequeño tamaño. Donde su escasa autonomía hacen alcanzar un vuelo de cuarto de hora.

La autonomía general no es demasiado alta

Para que luego luego tarden alrededor de hora y media en volver a recargarse. Aunque se vende un modelo de batería que dura hasta poco más de los 20 minutos, no suele ser barato. Con todo, también tenemos que tener en cuenta que los repuestos no se venden por separado.

O lo que es lo mismo; por más que se sea un experto en su control, tampoco están exentos de acabar teniendo un accidente con ellos. Los drones en ese sentido son como las impresoras: los repuestos forman parte del negocio del fabricante. Ahí viene el aspecto más importante: ¿cuál comprar?

dron
El dron, cuanto más barato, mejor

Es recomendable fijarse en el dron más barato

Lo primero es que si vamos a comprar uno, es recomendable fijarse en los drones más baratos para comenzar a adquirir habilidades de vuelo. Es parte del proceso de aprendizaje, pero no es lo mismo estrellar con un dron de 30 euros que con uno de 800 euros.

Tampoco es raro conocer a alguien que ha perdido el suyo en un vuelo temerario. Por eso también debemos decidir dónde vamos a volar a nuestro dron, si en la casa, en una nave, en el parque, en el campo… Y, en base a eso, podremos determinar la autonomía y el alcance que necesita el aparato.

Algo que muchas personas no iniciadas en esto de los drones desconocen es que la legislación en España es bastante estricta con ellos. Parece lógico, ya que por motivos de seguridad no es tranquilizador ver a un montón de drones anónimos sobrevolando las ciudades. De momento solo podemos volarlo fuera de entornos urbanos durante el día y a un máximo de 120 metros de altura.

Mercedes