Cuántos cafés son el número ideal para espabilar de forma saludable

Actualmente se conoce que el consumo moderado de la cafeína puede aportar grandes beneficios para mejorar los niveles de activación cognitiva y física

La cafeína es la sustancia estimulante más consumida en todo el mundo encontrada en productos como el café, el té, la yerba mate, los refrescos de cola y las bebidas energéticas. Aunque su efecto estimulante en el sistema nervioso central es de poca potencia, dosis bajas y moderadas pueden ayudarnos a mejorar los niveles de activación cognitiva y física sin consecuencias negativas.

Para aprovechar los beneficios de la cafeína sin obtener riesgos, se recomienda consumir dosis bajas (menos de 200 mg) y moderadas (entre 200 y 400 mg) para un adulto sano. Un máximo de 400 mg de cafeína al día se ha establecido como «consumo responsable», lo que sería equivalente a cuatro cafés.

El café beneficiario para la concentración

El café ayuda a mantener la concentración en tareas prolongadas en el tiempo

El consumo de cafeína puede mejorar la sensación de bienestar y el rendimiento cognitivo en tareas que requieren mantener la atención y concentración durante un tiempo prolongado o las que deben resolverse de forma rápida. La cafeína mejora la atención visual y disminuye el tiempo de reacción a dosis bajas y moderadas, tanto en consumidores habituales como no habituales.

Sin embargo, los resultados no son tan evidentes cuando se requieren habilidades cognitivas más complejas, como mejorar la memoria o funciones ejecutivas. Aunque cabe destacar que las dosis bajas de cafeína se relacionan con una resolución más rápida si el material a recordar es de tipo numérico. Además, es posible que el tiempo de respuesta o la precisión no cambien de forma significativa, pero sí lo haga la actividad cerebral durante la realización de la tarea.

El consumo prolongado de la cafeína puede eliminar los beneficios

La actividad cerebral de regiones implicadas en la memoria indica un menor esfuerzo mental tras el consumo de cafeína, aunque el rendimiento sea igualmente exitoso. También se ha observado una mejor ejecución en tareas que requieren habilidades psicomotoras. El consumo moderado de cafeína puede aumentar la potencia muscular, por lo que se ha estudiado como suplemento en el deporte.

Es importante destacar que la cafeína tiene un efecto de tolerancia, lo que significa que su consumo prolongado puede disminuir sus efectos beneficiosos. Por tanto, se recomienda consumirla en dosis responsables y no utilizarla como sustituto del descanso o para combatir la fatiga crónica.

centro distribución amazon