Cómo hacer un informe pericial efectivo

El informe pericial es un documento esencial para la gestión de conflictos y constituye el medio de prueba fundamental en los procedimientos judiciales de responsabilidad civil y penal derivados de daños en el proceso edificatorio.

Dicho informe, elaborado por un perito experto en la materia, cuenta con un alto nivel probatorio y proporciona al juez un gran volumen de información donde se detalla el origen de los hechos que dan lugar al mismo y se analiza el caso desde un punto de vista técnico.

Llegados a este punto, cabe destacar la importancia de cuidar con especial atención todos aquellos aspectos que generen credibilidad y confianza sobre el informe pericial. Con este propósito, pasamos a introducir algunas características que deberían tener tanto el perito como el informe para lograr este objetivo.

Por un lado, el perito debe ser una persona cualificada y con una gran experiencia en el ámbito de estudio, contando con un amplio conocimiento en la materia, en nuestro caso, experto en seguridad y salud o patologías de la edificación, lo cual debería complementarse con una comprensión general en materia jurídica.

Por otro lado, el informe pericial debe prestar especial atención a tres de sus características más importantes: orden, contenido y claridad.

  • Orden. El informe debería estar formado por varios apartados que faciliten su consulta y estudio. Estos apartados serán: portada, índice, introducción, cuerpo principal, conclusiones, bibliografía y anexos.
  • Contenido. Parte esencial del informe, pues en él se exponen los hechos y las causas a transmitir. Contenidos claros, objetivos y fundamentados es algo que resulta primordial.
  • Claridad. Con el objetivo de lograr una lectura atractiva, es necesario la utilización de  un lenguaje llano y evitar tecnicismos. Es interesante apoyar el contenido de forma visual mediante fotografías o croquis a pie de página.

En definitiva, cuidar el orden, el contenido y la claridad del informe facilita la comprensión del mismo y aporta credibilidad, la cual se verá incrementada si este informe a su vez cuenta con el visado del colegio correspondiente.

Otro punto clave en la labor pericial es la coordinación y comunicación con el abogado y la persona investigada. Mediante diferentes reuniones, se lleva a cabo el intercambio de información, documentación y opiniones, se refina el informe y se prepara la defensa del mismo.

Si bien es importante hacer un buen informe, la defensa del mismo en sala es si cabe aún más importante, puesto que en sala es donde el perito debe lograr credibilidad hacia el magistrado, dando una imagen afable, directa, sincera y capaz de aceptar las ideas de otros. La seguridad en la exposición y la imagen de profesionalidad es clave, generando confianza.

Teniendo presente todo lo anterior, podemos concluir afirmando que la fórmula para que el perito tenga éxito en un procedimiento judicial será un informe ordenado y claro, que disponga de un buen contenido, y que venga acompañado de una defensa clara y segura en sala, así como, un abogado en consonancia con todo lo anterior.

rastreadores de vacunas