El colchón del Banco Santander para afrontar la era post Covid

La entidad presidida por Ana Botín afronta un impacto de liquidez notable para sucumbr al impacto posterior a la pandemia

Las entidades financieras españolas, con el Banco Santander entre los grandes protagonistas, asumen que el verdadero efecto que deje la crisis del coronavirus en los impagos crediticios se reflejará este 2021, una vez comiencen a expirar las moratorias hipotecarias y de préstamos al consumo. A pesar de esto, se ha conocido que los cántabros afrontan números positivos para salir de la era covid.

Sin embargo, discrepan con las previsiones de los supervisores y descartan que se dé una escalada de la morosidad a doble dígito, tal y como ocurrió en la última crisis económica, cuando el ratio de mora se situó en torno al 13% en el año 2013. En esas, lo que sí se conoce, y como en gran beneficio del Banco Santander, es su ratio adecuado de liquidez.

El ratio de liquidez del Banco Santander es adecuado

Así, y según los últimos datos arrojados al respecto, la entidad presidida por Ana Botín es la única que logrará en 2022 una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) superior a la que tenía antes del estallido de la pandemia, según las previsiones del consenso del mercado.

Concretamente, el grupo financiero del Banco Santander alcanzará a cierre del próximo año un ROE del 6,8%, frente al 6,6% que tenía al finalizar 2019. El resto de grupos lo situarán muy por debajo de los niveles precovid. Es el caso del Banco Sabadell, por ejemplo, que será una de las entidades que más acuse el impacto de la crisis sanitaria.

Banco Santander
El beneficio del Banco Santander es amplio pese a la caída en pandemia

El Banco Santander es la única entidad que logrará una rentabilidad sobre recursos propios superior a la que tenía antes de la pandemia

A tenor de ello, se observa que los impactos son diversos. Donde quizás el más llamativo lo constituya la importante contracción observada en el beneficio ordinario hasta los 3.658 millones de euros, casi un 40,8% inferior al registrado en el mismo periodo del año anterior. Aún así, la liquidez del Banco Santander post covid es satisfactoria.

Y es que, a pesar de todo ello, el Banco Santander continúa sobresaliendo en términos de eficiencia en relación a sus principales peers europeos, con una ratio del 47,3% a septiembre de 2020. Lo vemos en el aumento de morosidad, donde éste cerró el tercer trimestre con una morosidad del 3,15% frente al 3,33% de diciembre de 2019. No obstante, a partir de 2021 se espera un progresivo repunte tanto por la gran profundidad de esta crisis sobre sus principales mercados

Bitcoin IRPF