Clientes de ING indignados por abandono de política de 0 comisiones

Los usuarios de la banca holandesa pagarán 10 euros mensuales en esta condición de su Cuenta Naranja

Sin duda, las comisiones de las entidades bancarias están causando un verdadero revuelo en las últimas semanas y meses. Ahora con ING, todo parece apuntar a ellas a la hora de operar con uno de nuestros bancos. Algunas se mantienen más suaves, como CaixaBank o Banco Santander, y otras como BBVA se hacen más salvajes.

Esta vez le ha tocado a ING, el banco de rigen holandés, que no ha causado muy buena impresión entre sus clientes. Y no es para menos. Porque ahora han accedido a estas comisiones para sus usuarios con la Cuenta Naranja pero solo a los que no tengan la nómina domiciliada en el banco.

Las comisiones también llegan a la Cuenta Naranja del ING

Y que además tengan saldos medios de más de 30.000 euros, en este caso se cobrará una comisión de 10€ al mes. Para los clientes con saldos inferiores a los 30.000 euros y sin nómina, las condiciones se mantienen sin coste. Nada cambia para los clientes que ya tengan su nómina en el banco.

Esta medida afectará a poco más del 4% de sus clientes pero supone un peligroso cambio en su estrategia “libre de comisiones” estrategia por otro lado comprensible dado el entorno actual de tipos negativos. ING acompaña a la gran banca que ya ha hecho movimientos en el último año para endurecer sus condiciones en las cuentas gratuitas y subir comisiones.

ING, que hasta entonces se había mantenido al margen, ahora sube sus comisiones y sus clientes lo deberán considerar. Esto de manera que las consecuencias de la política monetaria solo se habían reflejado en el recorte de la remuneración de su Cuenta Naranja. Gran parte de ello viene porque el banco ha ido reduciendo los beneficios de su cuenta en los últimos años.

comisiones
ING ahora sube sus comisiones y sus clientes lo deberán considerar

Estas comisiones afectarán a los que tengan domiciliada su nómina en el banco ING

En relación a las comisiones, las otra estrategia que están siguiendo las entidades financieras pasa por la vinculación de otros productos como nómina, tarjetas de crédito o seguros. Así, los bancos premian a sus clientes más atados ofreciéndoles el servicio de cuentas bancarias gratuito.

Pero castigan a los no vinculados con un aumento de las comisiones. Y es que, tomar la decisión de mantener la cuenta y evitar el trámite de cambiar de banco, ahora puede costarnos 240 euros anuales en comisiones. Tampoco es la primera vez que la entidad del ING ha tenido que adaptar su producto a las condiciones del mercado. Hace apenas dos años la cuenta ofrecía una remuneración del 5% durante el primer año por el depósito de los ahorros.

Bitcoin IRPF