Chivatazos causan despidos en el Banco Santander

Una nueva tendencia para eliminar empleados ha seguido dando éxito en la entidad bancaria desde hace tres años ya

El sistema de denuncias, o buzón directo de quejas o sugerencias entre empleados le ha permitido al Banco Santander salir a flote en medio de un sistema único de mejoramiento en el sistema de trabajo interno. Es decir, que por medio de esta implementación, la corporación bancaria ha podido emitir 312 despidos justificados que se ejemplifican como la nueva directriz para encontrar la perfección a todo nivel en las distintas áreas de trabajo dentro de sus instalaciones y fuera de ellas.

Los propios compañeros son los encargados de lanzar las denuncias, haciendo que esta información se pueda comprobar a través de gestiones rigurosas de investigación. Imperan las malas conductas internas, aunque otras consideraciones son inclusive mucho más complejas de analizar y sentenciar. Ana Botín ha liderado este tema y lo ha llevado a escala en los últimos 3 años. De hecho, esos 312 son el reflejo de una tendencia muy pareja que deja como saldo más de 900 sin su puesto en ese lapso de tiempo.

Fueron en total 4.338 denuncias recibidas tan solo en el año que terminó recién. De esas, 3.628 fueron presa de investigaciones singulares, que al tiempo han incidido en las cifras ya expuestas anteriormente. Un total de 1.119 casos recibieron multas por la manera en la que se pudo verificar que la incidencia negativa estaba afectando el desarrollo normal de las actividades y se ha dejado el precedente para marcar que esta política tiene el único fin de aumentar la competitividad y encontrar el personal mejor calificado en cada área para poder desempeñar funciones a tope de rendimiento.

Banco Santander
Banco Santander saca una nueva manera de destitución de empleados a través de las denuncias internas de los mismos

De esta manera se dividen las denuncias, dejando ver al Banco Santander ciertos compuestos dignos de un análisis más profundo

La información una tez tabulada ha sido re organizada por secciones. Allí, el 31% deja ver en los comportamientos corporativos y relaciones laborales el sector más comprometido de todos. Seguido por el fraude interno que llega al 24%. Ahora el turno es para el acoso laboral que escala al 20%; comercialización de productos y servicios con un 14%; y finalmente el 11% restante corresponde a confidencialidad de la información.

También dentro del informa dejan ver que 5 de esas denuncias lanzadas a temas relacionados con corrupción no tenían asidero y al ser infundadas fueron cerrados los expedientes. Dejando ver al tiempo que existe mucha dilación y falsa información por fines hasta el momento desconocidos. Como quieren que sea, la tendencia sigue en auge y se espera seguirle dando manejo a estos temas para controlar mejor el sistema de despojo del material humano y profesional no representativo a las políticas de la compañía.

Rebus Sic Stantibus