China lanza STAR índice tecnológico para competir con el Nasdaq

China, que ha sido una de las regiones conocidas como productor de bajo coste, ha gastado mucho en la última década para mejorar posicionamiento y  poder competir mejor con el resto de países extranjeros en toda la cadena de valor. El gobierno ha buscado colocar al país a la vanguardia de los avances tecnológicos, especialmente en la áreas de biotecnología, tecnología de la información, salud y robótica – como fabricante de los componentes necesarios para respaldar estos campos. Y ahora, dicen desde Allianz Global Investors, ha comenzado un “nuevo capítulo en su historia de crecimiento”. 

Para obtener una mayor crecimiento en estas áreas y animar a las compañías a listarse en el mercado onshore, China lanzó un nuevo mercado de valores en junio de 2019. Considerado como la respuesta de la región asiática al Nasdaq estadounidense, el mercado STAR está específicamente diseñado para albergar empresas y sectores emergentes estratégicos y de alta tecnología, mediante un modelo de registro flexible y transparente, así como para facilitar la financiación de las compañías.  

Este mercado además introduce una nueva aproximación a mecanismos del precio, elegibilidad de los inversores y reglas de exclusión que permiten mejores prácticas como las que existen en Estados Unidos, Hong Kong y Singapur. 

Nueva alternativa para los inversores

Antes del lanzamiento del mercado STAR, todas las acciones de clase A de China cotizaban en uno de los tres mercados que componían las bolsas de valores de Shanghai y Shenzhen. El mercado no tiene un requisito de rentabilidad mínima para las empresas que cotizan en bolsa, lo que respalda a aquellas organizaciones que pueden tardar en obtener resultados positivos, como las del sector biofarmacéutico. 

Caprabo