Centro de datos del Santander en Cantabria despide a un tercio de la plantilla

Un increíble movimiento de empleados ha visto el banco en sus distintas ramas de control que no han dejado dejado lugar a un solo instante de tranquilidad

Indra Soluciones TI, que es la empresa encargada de controlar un sistema de bloques para el Centro de Control de Sistemas del Banco Santander ha dado a conocer que al menos para su Centro de Procesamiento de Datos (CPD) ha despedido al 35% de sus empleados. Esta entidad ubicada en Solares cuyo nombre es enfatizado bajo el pseudónimo del bunker de datos ha formalizado de manera inminente este hecho como ha dado a conocer el sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Un tema que tiene en alerta máxima a todos los implicados, ya que existe un cierto margen de incertidumbre por el desarrollo mismo de sus políticas.

El sindicato ha afirmado que concentrará el día de mañana un movimiento en contra de este tipo de decisiones y apelará a sus formas para poder ejercer presión entre los señalados. La idea es que se de cumplimiento al orden de re ubicación de sus empleados. No es concebible para ellos el hecho que por trasladar el servicio a Madrid, personas que llevan buen tiempo trabajando para este proyecto tengan que ser re ubicadas o simplemente liquidadas de forma arbitraria.

Por lo pronto la respuesta de Santander Global Tech (SGT), que es un apoyo del banco y sus márgenes de empleo, ha dicho que piensa re ubicar a todo este personal en los distintos proyectos tecnológicos que tienen en la zonas, para poder mitigar un poco el tema. Aunque ya los denuncios habían caído, pues no es la primera vez que sucede un caso como este, y siempre se tuvo que cortar por lo no sano el empleo de todos los laburantes. Pero es que al no haber un centro físico de trabajo en Cantabria los resultados están siendo bastante maltratados.

Banco Santander
El Banco Santander se desmarca del baile de fusiones

Las medidas de la empresa son vistas como una excusa para renovar su plantilla sin implicaciones legales

Por parte de la misma entidad se ha dado a conocer su percepción acerca del asunto y han señalado como un abuso y mera excusa este tema. Tienen al gran compilado de empelados que han entrado en esta reforma trabajando en forma telemática, buscando la manera efectiva de deshacerse de ellos. De hecho existe un antecedente, cuando el banco sacó a treinta personas que fueron a la vez sustituidas por otras en Madrid cumpliendo exactamente la misma función.

Así que el caso sigue rodando y en pie de lucha por las organizaciones defensoras. El tema ahora pasa por otras vías, y queda expuesto a una nueva reforma que es la presión que quieren meter. Por ahora todo está siendo motivo de análisis y se espera que respondan con una emisión favorable custodiando los derechos laborales de todas las personas involucradas.

paro