Casi la mitad de los españoles tiene mala salud mental

Las tendencias actuales individualistas de la sociedad agrava los problemas mentales que aparecen cada vez más entre las generaciones más jóvenes

De acuerdo con el estudio «La situación de la salud mental en España» realizado por la Confederación Salud Mental España y la Fundación Mutua Madrileña, cuatro de cada diez españoles (39,3%) experimentan actualmente problemas de salud mental y casi el 15% ha tenido pensamientos suicidas o ha intentado el suicidio. El estudio, que encuestó a más de 2.000 personas en España, revela que el 74,7% de la población cree que la salud mental ha empeorado en los últimos años. 

Las causas más comunes de esta tendencia son las dificultades económicas actuales, la incertidumbre sobre el futuro que muchos presentan y la presión, demandas y estrés de la vida diaria, seguidas por la pandemia COVID-19 y la percepción de vivir en una sociedad cada vez más individualista y competitiva.

La mala salud mental entre los españoles

Las enfermedades mentales más comunes entre la población joven española

Casi seis de cada diez españoles (57%) informan sentirse preocupados, temerosos, deprimidos o tristes después de más de un año desde el comienzo de la pandemia. Los jóvenes y las mujeres son los más afectados. Solo el 30,8% de la población entre 18 y 34 años considera que su salud mental es buena o muy buena, y este grupo de edad tiene el doble de tasa de ideación o intentos suicidas que la población general. Además, el 61,3% de las personas que han experimentado problemas de salud mental son mujeres.

El informe también indica que el 42,1% de los españoles han experimentado depresión en algún momento de sus vidas, el 47,6% ha tenido ansiedad o ataques de pánico y el 36,9% ha sufrido de ansiedad prolongada. Casi el 15% de la población ha tenido pensamientos suicidas o ha intentado el suicidio, siendo las mujeres más afectadas (17%) que los hombres (11,7%).

Alentar a las personas a buscar ayuda como mejor solución a los problemas mentales

A pesar de estas alarmantes cifras, el estudio encontró que el 11% de la población encuestada no compartió sus problemas de salud mental con nadie y el 87,1% no discutió sus problemas de salud mental con sus colegas. El informe concluye que la salud mental es una preocupación significativa en España y que hay una necesidad de más conciencia y apoyo para combatir este creciente problema.

Así mismo, los problemas de salud mental en España se han convertido en una preocupación creciente. Por lo tanto, es crucial promover campañas de concienciación y proporcionar recursos y apoyo a las personas que lo necesiten, incluido el acceso a profesionales de la salud mental. También es importante normalizar las conversaciones sobre la salud mental para eliminar el estigma que la rodea, alentar a las personas a hablar y buscar ayuda y crear una sociedad más solidaria y empática.

jóvenes salarios