Cargo no autorizado en tarjeta: cómo actuar

Conocemos cómo debemos actuar en caso de que experimentemos un uso fraudulento en nuestras tarjetas

El cargo no autorizado en la tarjeta es uno de los problemas más reconocidos por los usuarios, según un último informe de la OCU relacionado con las compras de los consumidores en España. Un hecho que ha incentivado aún más a elaborar técnicas para estar preparados ante uno u otro.

Con todo, lo cierto es que las entidades tardan más de lo que deben. El uso fraudulento de las tarjetas de pago sigue siendo una realidad: al clásico robo o pérdida de la tarjeta se han sumado otros tipos de fraude que a veces son más difíciles de notar, la copia o duplicado o directamente el robo.

Debemos tener constancia de cuándo ha ocurrido ese cargo no autorizado

Esto por parte de los delincuentes de los datos de tarjetas de los servidores de los comercios o plataformas de pago donde se almacenan. Estos fraudes online, o simplemente cargo no autoizado, con las tarjetas están a la orden del día, y el resultado es que los delincuentes hacen usos que no han sido permitidos con nuestras tarjetas.

A la hora de actuar, tenemos que tener bien claro lo que ha pasado, especialmente cuándo ha sido ese cargo no autorizado en la tarjeta. Eso debería ser clave para mostrar un intento de recuperación (si es que es posible). También suele ocurrir con los conocidos como cargos duplicados.

Los cuales tienden a producirse, normalmente, por un error del comercio, pero pueden deberse a cualquier otra causa. En ello, siempre que se detecte una operación de cargo no autorizado (y que te cobren dos veces por lo mismo lo es), se debe reclamar al emisor de la tarjeta.

cargo no autorizado
Los afectados cuentan con un tiempo de 13 meses para reclamar ese cargo no autorizado

La normativa establece que se debe devolver el importe de la operación no autorizada de inmediato

Es decir, al banco: presentar una reclamación a tu entidad. Ante ello, y como explicábamos antes, los afectados cuentan con un tiempo de 13 meses para reclamar desde la fecha de ese cargo. Al recibir la reclamación, la entidad comprobará si la orden de pago está autorizada, registrada con exactitud y contabilizada.

También deberá comprobar si hubo un fallo técnico o cualquier otra deficiencia. La normativa establece que, una vez notificado el hecho a la entidad, se debe devolver el importe de la operación no autorizada de inmediato, a más tardar al final del día hábil siguiente a la notificación. O lo que es lo mismo; una vez que el consumidor comunica al emisor de la tarjeta la existencia de un cargo no autorizado, al usuario se le deberían devolver inmediatamente las cantidades que excedan de 50 euros.

Bitcoin IRPF