CaixaBank sobresale en Europa en medio de la guerra

El aguante a los golpes que provoca el fenómeno social llevan a la mayor cantidad de bancos a mantenerse en una línea delicada de pérdidas y retrasos en el crecimiento

Desde la pasada madrugada del 24 de febrero con el anuncio de la primera invasión rusa a territorio ucraniano el mundo no ha vuelto a ser el mismo, y en esa línea existen secciones, grupos y corrientes más afectadas que otras sin discusión alguna. El campo financiero está liderando, junto al automovilístico comercial, postrado en cifras que escandalizan el efecto peor marcado de todos. Y aunque los esfuerzos de momento han resultado infructuosos una de las marcas registradas en España ha podido sobrevivir más allá del señalamiento; es CaixaBank, y ya veremos por qué.

Antes de este evento, el margen de crecimiento establecido por los sectores era de un 15% para este 2022. Cifra que iba encaminada, gracias a la reestructuración del sistema comercial tras un duro periodo de dos años marcados por la pandemia de la COVID-19. Ahora el temor es que el BCE se plante en la manutención del 0% en cuanto al precio del dinero en la zona euro, además de insistir en que la inflación haga que la economía entre en una parálisis detonada por la guerra.

Con estos conceptos expuestos, se ha visto que tan solo 5 entidades bancarias están preparadas para soportar el embiste natural de estos eventos, Empezando por CaixaBank, que de todas es la más alcista dentro del conglomerado de los Stoxx 600 Banks, con un registro de avance reducido de un 543%, correspondiente al periodo que parte desde el 1 del mes de enero. Son cifras terribles, que ante el escenario producen resquemor pero hacen ver su respuesta menos grave de lo que parece si se compara con las demás.

Phishing
¡Los SMS CaixaBank para actos como el phishing son cada vez más frecuentes

La resistencia de CaixaBank es seguida por Sabadell

El campo positivo de resistencia lo ejemplifica Sabadell, que de las grandes entidades es la única que más allá de meter cifras austeras logra sobrevivir al duro golpe de la guerra y sus incidencias en la banca. Pasó de subir en un 60% a caer en solo 8 sesiones desde la citada fecha a quedar en tablas su revalorización de un año. Esto los ha mantenido en saldo positivo de aguante con un 0,5% sobre los 0,59 euros.

Su índice bajista es el más agravado del sector, llegando a registrar una caída del 29% el día de la noticia del primer ataque, que fue seguida por: IAG, CIE Automotive, Bankinter y BBVA, en nivel todas con pérdidas que superan el 20%. Vaya momento, que deja al sector europeo con caídas del 17%, dejándole en la zona media de la revisión de continentales, perdiendo una capitalización adyacente de 225.000 millones de euros. Panorama oscuro, que puede ir a peor si el conflicto no cesa.

dow jones