Bolivia enfrenta «ataque especulativo» que amenaza la estabilidad económica y agota reservas del Banco Central

En medio de una corrida financiera sin precedentes en las últimas dos décadas, Bolivia se encuentra bajo un «ataque especulativo» que ha provocado el retiro masivo de dólares, secando las reservas del Banco Central y amenazando la estabilidad económica del país. Esta situación ha llevado a cientos de personas a acudir a bancos e instituciones financieras para cambiar sus fondos en pesos a dólares.

La situación actual de las reservas del Banco Central de Bolivia

Las reservas internacionales del Banco Central de Bolivia (BCB) han disminuido drásticamente, pasando de 15.123 millones de dólares en 2015 a 3.583 millones de dólares en febrero de este año. De esta cantidad, apenas 302 millones de dólares están en divisas. Esta reducción se debe principalmente a la caída de las exportaciones, el contexto inflacionario internacional y el gasto para proteger la paridad de la moneda.

Para hacer frente a esta situación, el BCB ha habilitado la venta directa de dólares a través del tipo de cambio oficial y libre, con el objetivo de agilizar las operaciones y disminuir la presión sobre los bancos privados hasta que puedan obtener liquidez.

Causas del pánico económico en Bolivia

Hasta hace poco, Bolivia era noticia por sus buenos resultados económicos, con un tipo de cambio fijo desde 2011, estabilidad económica, un crecimiento anual de alrededor del 4% y una inflación del 3,1% en 2022. Sin embargo, el pánico se desató debido a la fuerte caída de las reservas del BCB en los últimos años, causada por el aumento de precios internacionales, la caída de las exportaciones de gas y el mayor gasto público para apuntalar la economía.

El BCB ha advertido de una demanda inusualmente alta de dólares debido a «ataques especulativos» y ha ofrecido vender dólares directamente al tipo de cambio oficial de 6,86/6,96 bolivianos por dólar, el que está fijado desde 2011.

Posibles consecuencias de la situación actual

Los analistas afirman que el BCB parece estar actuando para asegurar el suministro de dólares y seguiría gastándolos para mantener estable el tipo de cambio oficial, aunque esto implique liquidar aún más las reservas.

La calificadora de riesgo Moody’s rebajó recientemente las calificaciones del Gobierno boliviano de emisor de largo plazo en moneda local y extranjera y de deuda senior no garantizada de B2 a Caa1, colocándolas en revisión a la baja. Según Moody’s, la debilidad en la gobernabilidad ha contribuido a disminuir la disponibilidad de moneda fuerte y elevar las presiones de liquidez externa hasta un punto que amenaza la estabilidad macroeconómica.

turismo españa