BBVA estrangula al Sabadell con dinero contante y sonante

La entidad vasca, al vender activos en USA, tiene muchísimo más margen en las negociaciones de la fusión

Las cartas están sobre la mesa para la fusión entre el BBVA y el Banco Sabadell. Es evidente que ahora toca negociar un sinfín de situaciones, con los clientes, con las oficinas, con la reorganización de los activos de las viejas entidades y con el nombre de marca del nuevo banco. Pero no se trata de una negociación en términos de igualdad.

Aunque ambas entidades forman parte del top 5 a nivel nacional, el BBVA es el segundo banco más poderoso con algo más de 400.000 millones de euros en activos. Por su parte el Banco Sabadell ocupa la quinta posición y cuenta con casi 200.000 millones en activos. Es decir, solamente en España la entidad vasca es el doble de grande.

Fusión BBVA
La fusión BBVA llevará a prescindir de parte la plantilla

Activos del BBVA en USA

Sin embargo, la diferencia es aun mayor si atendemos a la importancia y reputación del BBVA fuera de España. El banco vasco opera en USA, lo que le coloca entre los mejores bancos del mundo. Una categoría que el Banco Sabadell asume que significará mucho de cara a la fusión.

Cuando haya decisiones de calado, es evidente que el BBVA se tendrá que imponer por mayor volumen de activos. Por lo tanto, la clave para que todo funcione como es debido es que los responsables de la entidad catalana tengan claro este escenerio.

Las opciones para el nombre de la marca

Con este contexto, es de esperar que una de las decisiones más importantes no de demasiados dolores de cabeza. El nombre del nuevo banco. El BBVA quiere que sea Banco Bilbao. Para no renunciar a los orígenes más primitivos del banco y a la ciudad que lo vio crecer.

Pero también para ser el banco de una ciudad como el máximo rival, el Banco Santander. Llamarse Banco Bilbao competiría de tú a tú con la entidad de Ana Botín. Es una decisión peliaguda pero que seguramente desde Banco Sabadell no haya más remedio que acatar.

Correos