BBVA considera al Banco Sabadell un agujero

El presidente de BBVA, Carlos Torres, considera que la potencial fusión con Banco Sabadell se analizó en su momento porque «podía tener interés», pero las conversaciones finalizaron y ahora «no hay que mirar atrás», ha apuntado durante la presentación de resultados de 2020.

«Sabadell fue un capítulo que se abrió, podía tener interés y era nuestra obligación analizarlo. Tenemos un enfoque muy disciplinado en M&A y podía tener valor, pero había que tener en cuenta todos los aspectos. Al final no salió porque decidimos terminar las conversaciones y no hay que mirar atrás, hay que mirar adelante», ha señalado.

Torres no ha querido entrar en más detalles sobre este asunto, evitando pronunciarse sobre la posibilidad de retomar los contactos si el Sabadell llamase a la puerta de BBVA aceptando el precio que inicialmente le ofreció. «Son especulaciones», ha apostillado.

El presidente de BBVA ha asegurado que la entidad siempre analiza las oportunidades que puedan surgir en el mercado. «Es nuestra obligación, si tiene sentido estratégico, tratar de hacerlo, tanto las compras como las ventas», ha explicado. En la misma línea, el consejero delegado del grupo, Onur Genç, ha asegurado ante analistas e inversores que la entidad no tiene prisa por gastar su exceso de capital de 8.000 millones de euros generado por la venta de su filial en Estados Unidos.

«En esto queremos ser muy claros. Esa disponibilidad de capital que tenemos no tenemos por qué apresurarnos a gastarla, lo que queremos es tener un proyecto donde podamos invertir para crear valor. Cuando no hemos dicho que vamos a entrar en una fusión se debe a que estamos buscando un proyecto que verdaderamente nos interese antes de entrar en él», ha explicado.

El consejero delegado de BBVA ha asegurado que la entidad «no descarta nada», pero sostiene que la venta de la filial en EE.UU. «es una clara señal» de que BBVA solo hace aquello que le añade valor.

Según ha explicado, BBVA ha sido «un vendedor neto» en los últimos diez años debido a los criterios de M&A en los que basa sus decisiones: si encuentra un proyecto en el que otro operador pueda aportar valor al activo, lo vende.

Además, los proyectos deben encajar con el de BBVA y tener en cuenta la escala, para ganar en competitividad. De no encontrar un proyecto en los mercados en los que opera, la entidad descarta «salir corriendo a buscarlo fuera».

De hecho, ha señalado que, de no identificar un proyecto en el que merezca la pena invertir el exceso de capital, BBVA podría ampliar las recompras de acciones en el futuro o elevar la remuneración al accionista.

BBVA y Banco Sabadell decidieron el pasado mes de noviembre dar por finalizadas las conversaciones sobre una posible fusión, al no alcanzar un acuerdo sobre la ecuación de canje, 11 días después de confirmar al organismo supervisor que mantenían contactos para una posible integración.

gamestop