Aprobada la desaparición de Bankia

La fusión con Caixabank da un paso definitivo


La Junta de Accionistas de Bankia ha aprobado la fusión con Caixabank en la reunión extraordinaria de este martes en el Palacio de Congresos de Valencia. El apoyo del accionariado mujer el empuje decisiva hacia la integración con la entidad catalana de la que resultará el banco más grande de España, con 660.000 millones en activos, un 25% de cuota de mercado, 20 millones de clientes , 50.000 trabajadores y presencia física en 2.200 municipios.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha defendido las grandes cifras y la oportunidad de la fusión, que ha justificado en la necesidad de anticiparse a una coyuntura económica marcada por la caída de la rentabilidad bancaria, por la continuidad de los tipos de interés bajos, la transformación digital de la relación con la clientela, y la incertidumbre sobre el impacto negativo de la Covidien-19.

Goirigolzarri ha asegurado que la integración cumple con los objetivos de dimensión crítica, solvencia, baja morosidad y liquidez que buscaba Bankia para fortalecer su posición en el mercado, así como el hecho de compartir sinergias y una cultura financiera similar con Caixabank para facilitar -ne el proceso. Beneficio por acción del 69% para Bankia La fusión, recordó, beneficiará especialmente el accionariado de Bankia.

La ecuación de canje de la operación se ha cerrado en 0,6845 acciones de CaixaBank por cada una de Bankia, con una prima del 20%. CaixaBank tendrá el 74,2% del capital de la nueva entidad, y Bankia, el 25,8%. Para el accionariado de Bankia este cambio puede suponer un beneficio por acción del 69% en 2022 sobre el que obtendrían individualmente, que será del 28% para los de Caixabank, según las previsiones del mercado que ha recordado Goirigolzarri. Incertidumbre para la plantilla En el lado negativo de la fusión está la incertidumbre en cuanto a la reestructuración de la plantilla, que algunas estimaciones valoran entre 5.000 y 10.000 despatxaments.

El presidente de Bankia ha informado de que las partes aún no han «dimensionado» el proceso de reestructuración para la plantilla, y que esta decisión se tomará después de la fusión, desde la perspectiva de reducir al mínimo las bajas no voluntarias. El futuro de los trabajadores y trabajadoras ha protagonizado la mayor parte de las intervenciones de la Junta de Accionistas. Los diferentes sindicatos que representan las plantillas de Bankia han lamentado la previsible destrucción de empleo, sobre la que han pedido transparencia, negociación y voluntariedad, con la edad como principal factor objetivo.

Bitcoin IRPF