Banco Santander no cumple normas de ocupación de sucursales

Las normas de seguridad y ocupación por parte de la entidad no se ven controladas según los clientes

Las normas de seguridad en lo referido a la ocupación en las sucursales por el coroavirus es algo que los bancos como el del Banco Santander se han tomado muy en serio desde que diera lugar la crisis sanitaria. Sin embargo, bien es cierto que con el paso del tiempo algunas sucursales no cumplen con el propósito.

Algo que se contrapone ampliamente con la misma entidad si observamos que el propio Banco Santander se encargó de destinar 100 millones de euros en todo el mundo a iniciativas solidarias. Esto para luchar contra el coronavirus, unos fondos que se están utilizando en todos los mercados del banco.

El refuerzo y compromiso del Banco Santander ante la lucha del coronavirus no se refleja en las oficinas

Una medida que viene impulsada por un refuerzo y compromiso mayor ante la lucha contra el coronavirus. Así estos fonods fueron con destino para comprar equipamiento médico y apoyar la investigación del virus, pero lo cierto es que no parecen cumplir con lo básico: las distancias de seguridad.

O mejor dicho: en sus oficinas han hecho observar de nuevo que tendrían clientes de primera, de segunda y de divisiones menores, o al menos así ha quedado palpado recientemente a través de las quejas de sus clientes. Los mismos ponían de manifiesto que esto no se cumplía en una de las sucursales de Ana Botín.

Banco Santander
El protocolo de seguridad del Banco Santander no se cumple en las oficinas

Los clientes del Banco Santander experimentan complicaciones de seguridad en sus sucursales

La entidad del Banco Santander, por otra parte, explica que existe un protocolo en sus mismas oficinas para acceder a ellas con la mayor de las seguridades para no provocar ningún efecto de contagio hacia el coronavirus. No obstante, lo cierto es que algunos usuarios han experimentado todo lo contrario.

El cliente, por su parte, mantuvo que se encontraba en una de las sucursales para proceder a operar y, como detallan dentro de las oficinas, «sólo se permite la entrada a 4 cuatro personas», bien sean clientes o no. Aún así, los propios usuarios del Banco Santander han experimentado la llegada de nuevas personas que, justamente, hacia no cumplir con las medidas que aseguraban desde la entidad. «Nadie controla esto», comunicaba.

Bitcoin IRPF