Avances en la reforma laboral

Tras varios meses de diálogos, han podido en conjunto los sectores empresariales y laborales ajustar las medidas de la reforma en beneficio del trabajador

Ya se estaba echando de menos una reforma laboral en España donde queden implicados los últimos movimientos en razón de una inclusión mucho más completa de sus actores. Directamente se han unido a la charla los sindicatos y los patronales, que lideran un sector amplio dentro de la estructura laboral en el país. Todo porque la fijación lineal estaba dejando fuera de los eventos más importantes a una masa en la que reposa miles y miles de empleos dentro de todo el territorio.

Se busca con ello devolverles el poder de opinar y concretar acuerdos tripartita que garantice una estabilidad sobre todo en esos contratos temporales. Más que nada en el sector de la construcción, donde el acuerdo estacional estaba tomando tanta fuerza, dejando en el anonimato a sus implicados en una buena suma del tiempo activo para emplearse dentro del país. Se ha tomado para ello de ejemplo a Francia, donde han ido quitando la temporalidad para meter en juego un concepto mucho más estable a través del cómputo.

Ahí es donde los sindicatos y los patronales cobran importancia al amarrar algunos de sus objetivos y ponerlas en contexto. Eso sí, han sido bastante claros cuando afirman que será una reforma laboral light para dar cumplimiento a algunas reivindicaciones de los sindicatos asumiendo una flexibilidad interna que tanto echan de menos las empresas. Para ello vuelven al ruedo estas ideas sindicales que toman importancia en la lista de decisiones colectivas. Es síntesis se acude al la vuelta de la ultraactividad de los convenios colectivos, además de la prevalencia del convenio sectorial.

jornada laboral
Los sectores de trabajo acuerdan un re ajuste en la reforma laboral para 2022

El fin de los umbrales de temporalidad es una realidad

Para la contratación se van a tumbar los umbrales de temporalidad, y de esa manera entra en vigencia el contrato eventual durante 90 días. Es una forma de respaldar la gestión de los empleados, que carecen de un vínculo a término indefinido y así poder respetar sus derechos por un tiempo prudente. Los umbrales de contratación se derrumban y se adquiere de paso un salvoconducto que mantiene el concepto en esa labores muy marcadas por las estaciones del año.

Aún quedarán pendientes aquellas penalizaciones introducidas por la seguridad social una vez se dan de baja los contratos por 25 euros. Dicha propuesta fue alzada por el gobierno, pero los sectores patronales buscan rebajarlo al entender que es una cuota demasiado alta por cómo se vienen dando las cosas ahora mismo.

paro