Así funciona Universal control de Apple

La nueva función de la compañía de la manzana parece revolucionar el sistema de tecnologías actuales con una incorporación muy práctica al uso

Hoy, los usuarios de Apple y que compartan un ecosistema completo tendrán la gran posibilidad de fusionar o extender aparatos con la nueva funcionalidad denominada Universal Control. Este avance cae de pie una vez que la compañía ha decidido ir de frente para globalizar sus usos y sacar partida de todos los elementos a la mano. Es básicamente una nueva posibilidad que permite a través del teclado o el ratón de un Mac extender su visualización a una tablet de la marca (iPad).

Llega en las últimas versiones de los sistemas operativos de cada uno de los elementos, es decir, iPadOS 15.4 y macOS 12.3. Una vez se obtenga esta actualización podrá ser posible ejecutar esta herramienta, sin necesidad de configuraciones externas, viene todo indicado para operar de manera directa y ofrecer sus beneficios al instante. Pero mucha atención, que muchos pensarán que esta extensión de visualización se da usando un solo sistema y no es así, la Mac jamás dejará de ser la Mac, y el iPad no dejará de ser el iPad.

Cada uno responde a su sistema operativo, pero ciertamente lo que permite es realizar tareas conjuntas desde un solo mando. Mientras se realizan tareas en el ordenador se pueden consultar otras en el iPad sin necesidad de tocarla. Para ello los dos sistemas deben estar cerca el uno del otro, a no más de 9 metros de distancia como lo indica su información de lanzamiento. Es una especie de integración mucho más potente, y que garantiza de una u otra manera que la mejora en la experiencia del usuario.

Universal control de Apple
Universal control de Apple se impone como actualización de uso vital en el ecosistema de la marca de la manzana

Un salto a las nuevas integraciones que pretende asumir Apple están basadas en Universal Control

Aunque no se necesita proceder a activaciones extras, lo que si se puede decir es que hay ciertas opciones que deben ser ejecutadas a manera de configuración. Para poder extender la pantalla solo basta con llevar el cursor del ratón hasta el borde, y a partir de ahí observar la funcionalidad de manera regular. Los dos dispositivos deben tener la misma cuenta de iCloud, estar cerca y tener la última versión de OS. Cabe aclarar que esta versión no es compatible con iPhone y esto se debe tener en cuenta.

Por el momento está disponible una versión Beta en las dos plataformas. Una manera oficial de exponer sus ventajas en tanto sale la actualización oficial que va a añadir más opciones fijas. Así pues como demanda la tendencia, esto es ya un avance realizado y necesitará del rigor de cada uno para operar con normalidad.