Así estarán las hipotecas en verano 2023

El Banco Central Europeo (BCE) anunció recientemente una nueva subida de los tipos de interés que afectará al precio de las hipotecas en España

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, confirmó en una entrevista que la medida es necesaria para mantener la estabilidad de los precios y reducir la inflación. La subida se llevará a cabo en la próxima reunión de marzo y se espera que sea del 50% con respecto al precio actual del dinero, elevándolo al 3,5%.

Lagarde explicó que la inflación es demasiado alta y que se necesitan medidas para reducirla. Por tanto, se prevé una séptima subida de los tipos de interés en abril del 0,5%, lo que ubicaría los tipos en el 4%. Esto afectará directamente a las hipotecas, que ya han aumentado un 50% desde febrero de 2022 a 2023.

Subida en las hipotecas de 2023

El mercado espera futuras subidas en el tipo de interés debido a la inflación

Philip Lane, ejecutivo del BCE y economista jefe de la institución, adelantó que habrá más subidas de los tipos de interés en el futuro. Aunque se empiezan a notar los primeros síntomas de debilitamiento de la inflación, sus efectos aún son fuertes y persistentes. La inflación subyacente, que excluye los elementos volátiles como las energías y los alimentos, sigue siendo una preocupación importante.

El endurecimiento de la política monetaria a través de la subida de los tipos de interés fomentará la demanda por debajo de lo habitual y permitirá reducir, aunque poco a poco, la presión inflacionaria. Según Lane, esto significa que los precios y los salarios no aumentarán de forma excesiva.

La subida del tipo de interés provoca un aumento en el costo de las hipotecas

Así mismo, la subida de los tipos de interés encarecerá las hipotecas. Lagarde aseguró que la inflación volverá al 2% en 2025 y que los tipos de interés altos ayudarán a reducirla. Además, algunos bancos españoles están abiertos a renegociar el precio de las hipotecas para el mercado futuro.

La noticia de la subida de los tipos de interés por parte del BCE ha generado preocupación entre los propietarios de viviendas y aquellos que buscan adquirir una. Sin embargo, también puede ser vista como una medida necesaria para mantener la estabilidad financiera y reducir la inflación en la zona euro.

conexión vivienda