Apple Watch certifica electrocardiograma cada 30 segundos

La Comisión Europea ha aprobado la funcionalidad del electrocardiograma, y estará disponible en un total de 19 países, incluido España.

Es el primer smartwatch con esta certificación en la Unión Europea. El Apple Watch Series 4, presentado el 12 de septiembre de 2018, supuso una gran novedad en el ámbito de la salud a través de un dispositivo conectado. ¿Cómo funciona el electrocardiograma de Apple? ¿Cuáles son sus características?

Un electrocardiograma prácticamente inmediato

En primer lugar, un electrocardiograma es un proceso que se encarga de medir la actividad del corazón y mostrar si el latido se encuentra a un ritmo normal. A través del Apple Watch, el usuario podrá realizarse un electrocardiograma sin necesidad de desplazarse a una consulta médica. No obstante, también es preciso recalcar que no se trata de reemplazar el diagnóstico médico, sino que constituye una herramienta de prevención.

El proceso es muy sencillo. El usuario, tras activar la app en su dispositivo, podrá hacer un electrocardiograma en tan sólo 30 segundos, y la aplicación creará una gráfica para enviar al médico. De esta manera, si existe algún problema de salud, se le notificará al usuario directamente. A pesar de que no es una prueba diagnóstica oficial, sí puede detectar posibles problemas cardíacos.

El Apple Watch se encarga de realizar un seguimiento de la frecuencia y ritmo del pulso durante todo el día, y puede alertar hasta de posibles arritmias. En este sentido, el dispositivo es capaz de detectar varios resultados: ritmo sinusal, que sería una frecuencia normal; frecuencia alta o baja, y fibrilación auricular, cuando el latido es irregular y se trataría de un problema grave.

La mayor precaución de Apple a la hora de lanzar esta actualización ha sido detectar la fibrilación auricular, ya que es importante un diagnóstico temprano de este problema. Además, la compañía ha trabajo junto con autoridades médicas para crear esta app, disponible ya en España. Eso sí, no hay que olvidar que se trata de una herramienta complementaria y no de un diagnóstico médico.

Zara trabajadores reubicados