Ambiente tenso en la Bonanova de Barcelona ante el inminente desalojo

El ambiente tenso prevalece en la plaza de La Bonanova

La Bonanova en Barcelona es un crisol de tensiones. Los dos edificios ocupados desde 2016 y 2019, conocidos como ‘el kubo’ y ‘la ruina’, han causado consternación entre los vecinos debido a las amenazas y agresiones reportadas en las últimas semanas. Se espera que las tensiones alcancen su punto máximo este jueves con dos manifestaciones convocadas para las 21:00 horas.

La presencia policial en la plaza de La Bonanova es ostensible, como medida para evitar enfrentamientos violentos. Los vecinos del área expresan su temor de que el día termine en una batalla campal en la plaza. José Antonio, un taxista local, expresó su preocupación: «Me preocupa que este tipo de enfrentamientos pueda traer malas consecuencias, son muchos jóvenes, muchos okupas parece que más de 100 y si son gente con ganas de bronca, la situación se va a poner muy complicada».

Tensión en Bonanova de Barcelona

La indignación creciente de los vecinos

El descontento es palpable entre muchos vecinos que están hartos de la convivencia deteriorada. Pilar, una farmacéutica en la plaza, lamenta: «No es ninguna tontería la que tienen aquí montada, los líos que organizan y el peligro que corre todo el establecimiento por cómo actúa esta gente que no tiene miramientos de nada». Sin embargo, no todos los residentes están tan preocupados. Alberto, otro vecino, confía en que las autoridades controlarán la situación.

En el contexto de este conflicto, la ocupación se ha convertido en un tema central en el debate electoral de la alcaldía de Barcelona, con la propiedad de las viviendas de la Sareb en el epicentro de la batalla política, social y de seguridad. La alcaldesa Ada Colau está en el punto de mira, y los alumnos de La Salle Bonanova, cuya entrada está casi enfrente de los edificios polémicos, están entre los más afectados.

La radio informa en directo desde la Bonanova

La emisora COPE se encuentra a 50 metros de la Bonanova, informando en directo de la situación de máxima tensión en la plaza. La anticipación y el temor se palpan en el ambiente mientras se espera el desalojo inminente. Por ello los enfrentamientos no han dejado de cesar en los últimos días, entre autoridades y vecinos.

Así mismo, afirman que los alumnos de La Salle Bonanova, una escuela cuya entrada está prácticamente frente a los edificios ocupados, están entre los más afectados por esta situación. La ubicación de la escuela en relación con los edificios okupados ha añadido una dimensión adicional de preocupación a la ya tensa situación.

Amancio Ortega patrimonio