Ana Botín contra Marcos de Quinto pelea de gallos en Abengoa

La presidenta del Banco Santander encuentra duro rival en su objetivo por absorber otra empresa española en problemas

Abengoa, empresa histórica española, vive sus momentos más escabrosos y la quiebra cada vez llama más fuerte a la puerta. La banca, con Ana Botín, del Banco Santander a la cabeza, está muy atenta para hacerse con el control de la entidad, sin embargo, los accionistas minoritarios se han revuelto y han fichado al perro de presa Marcos de Quinto, con la intención de hacerse valer ante los poderosos.

Marcos de Quinto, ex presidente de Coca-Cola y más recientemente Diputado en el Congreso con Ciudadanos, ha sido la persona elegida desde los accionistas minoritarios de Abengoa para dar guerra. Estos pequeños accionistas, constituidos en la plataforma Abengoashares, se unieron en rebelión tras poner la empresa como pretexto de los problemas, al covid.

Marcos de Quinto
Fichaje de Abengoa Marcos de Quinto

Ana Botín controla a los poderosos de Abengoa

Los accionistas minoritarios saben que tienen que todo contra en Abengoa, sin embargo esperan que con experiencia de Marcos de Quinto se pueda alcanzar algún tipo de acuerdo. De Quinto es el candidato a presidir la empresa de esta parte más débil de la ecuación.

Enfrente, como siempre que una empresa cotizada atraviesa problemas, merodea la banca. Y con la banca, por supuesto, la que está detrás es Ana Botín, presidenta del Banco Santander, que tiene agarrados a los hombres fuertes de la empresa andaluza. La batalla promete ser larga.

De Quinto confía en un acuerdo

Marcos de Quinto, se muestra tranquilo y confiado de poder lograr un acuerdo que solucione el conflicto que mantiene Abengoa. No obstante, no descarta ninguna de las posibilidades legales que contemplan los estatutos de la empresa. Y va más allá.

De Quinto asegura que Abengoa sigue ocultando información importante del proceso. Añade que los minoritarios estarían dispuestos a ceder en algunos de sus objetivos, aunque siempre y cuando se respeten la gran mayoría de sus reinvindaciones.

ING