6 de abril comenzará campaña de la renta 2021

El ministerio de Hacienda ha dejado ver las nuevas políticas que empezarán a regir en este sentido para el presente año

Con la terminación del 2021, la Campaña de la Renta y Patrimonio es una realidad, en la que miles de españoles deberán empezar a pensar en la tributación de ese año regular. Para eso el Ministerio de Hacienda ha delegado unas fechas y ha estipulado los nuevos canales habilitados para hacer la tributación con el único fin de aligerar los procesos y de tecnificar de una u otra manera el resulta del mismo.

Lo que no estaba tan claro era de cuánto iba a ser el aumento, como finalmente se concretó. Las personas con patrimonios por encima de los 200.000 y 300.000 euros verán afectadas sus pagas, y tendrán que realizar un aporte significativamente más alto que garantiza el paleamiento gubernamental a la emergencia sanitaria que se vive por este tiempo. Todo esto arranca el próximo 6 de abril, y tiene la principal incidencia que se podrá presentar vía Internet, como muchos ya lo vienen haciendo, o de manera presencial, (Agencia Tributaria recogido por Europa Press) a la vieja idea.

De los plazos hay que decir que el periodo ordinario corresponde y se extienden desde el día primero hasta el siguiente 30 de junio. Así pues las primeras declaraciones del IRPF y de Patrimonio empiezan el 6 de abril, adelantándose a las potenciales sanciones. La vía telefónica es otra de las autorizadas y podrá ejecutarse desde el 5 de mayo al 30 de junio.

ecommerce
Un régimen especial de tributación considera cambios radicales para este 2022

Valores porcentuales estipulados a tributar, una de las piedras en el zapato en este tema

Lo primero que ha salido a la luz es que dentro de las novedades del IRPF de 2021 se han insertado dos puntos de aumento en las rentas del trabajo en ganancias mayores de 300.000 euros. Lo que quiere decir que se eleva al 47%, y no solo eso, tres puntos porcentuales en los que ganen a partir de 200.000 euros, llegando hasta el 26%. Esto golpea directamente a un número de personas reducido (36.194 contribuyentes (0,17%)). Traducido en dinero, 491,4 millones de euros (144 millones en 2021 y 346 millones en 2022).

Así están las cosas por ahora, lo que deja ver el golpe certero en el bolsillo de los ciudadanos llegando incluso a tocar los planes empresariales donde también hay resultado adverso. La información está, de ahora en más depende de cada uno realizar sus tributos en cualquiera de los canales habilitados y dentro de los planes marcados por El Ejecutivo.

Coronavirus