50 días para una nueva vacuna si el virus muta

Biontech asegura que podría desarrollar una nueva vacuna contra el coronavirus en solo «seis semanas» en caso de que fuera necesario por nuevas mutaciones

El laboratorio alemán que, junto con Pfizer, ha desarrollado la primera vacuna contra el COVID-19 autorizada en el mundo, defiende que son «técnicamente capaces de entregar» una nueva en «seis semanas».

«La tecnología del ARN mensajero permite empezar directamente a diseñar una vacuna que imite a la nueva mutación. Somos técnicamente capaces de entregar una nueva vacuna en seis semanas», ha explicado el copresidente de Biontech, Ugur Sahin, en una conferencia de prensa.

Precisamente, este lunes el comité de expertos de la Agencia Europea del Medicamento dio su visto bueno a la vacuna de Pfizer y la Comisión Europea autorizó su uso y distribución. De hecho, toda Europa comenzará a suministrar esta vacuna el próximo domingo, 27 de diciembre.

Pfizer y Moderna trabajan contra la nueva cepa

Pfizer y la compañía estadounidense Moderna ya han comenzado a probar si sus vacunas tienen efectividad frente a la nueva cepa del coronavirus que se ha originado en Reino Unido y que ha aislado a este país del resto del mundo, según recoge CNN. Por su parte, Pfizer ya está «generando datos» de las muestras de sangre de las personas inmunizadas con su vacuna para ver si «pueden ser capaces de neutralizar la nueva cepa».

Mientras que Moderna espera que «la inmunidad inducida por su vacuna proteja contra las variantes recientemente descritas en Reino Unido». Esta nueva variante del COVID-19, que ya ha llegado a Italia, Dinamarca, Holanda, Australia o Gibraltar, entre otros, ha llevado a la Unión Europea a reunirse para crear una respuesta coordinada. El objetivo de los 27 es evitar que esta nueva cepa se expanda de manera masiva por todo el territorio europeo.

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, quiso este lunes hacer un llamamiento a la calma. Con la información «que tenemos», ha dicho, «la vacuna también es efectiva contra esta cepa de Reino Unido».

Zara trabajadores reubicados